Proyecto

BACKUP

CAFE-2

Backup es un proyecto de carácter transversal que se desarrolla siguiendo el método educativo Role Learning.

El objetivo general de este proyecto es crear una colección de material y conocimientos que deben ser conservados y actualizados para mantener en equilibrio y armonía la sociedad en la que vivimos. Esta colección formará el cuerpo de un proyecto final enfocado al servicio y la atención de los ancianos de nuestra comunidad.

El CED (Contexto Educativo Diseñado) donde nuestros alumnos van a desempeñar su rol consta de tres escenarios conectados entre sí por unos objetivos y contenidos comunes y unas actividades concretas.

Una universidad donde se investiga, se crea y se experimenta; una empresa que colabora con un museo donde se restauran, se diseñan, se elaboran y se muestran los recuerdos. Y un banco que gestiona el dinero y los datos que van a necesitar los alumnos para organizarse y llevar a cabo sus tareas tanto a nivel familiar como laboral y académico.

Dado que disponemos de estos tres ambientes correlacionados, pero tan bien diferenciados a su vez, los agrupamientos de los alumnos están basados en las características y necesidades que plantea cada escenario.

Los alumnos estarán organizados en familias de cuatro miembros. La familia es el lugar donde se comparten las alegrías y decepciones, las buenas ideas, las confidencias, los proyectos y preocupaciones. Y también, los gastos y los ingresos. Por otra parte, los alumnos trabajarán en diferentes departamentos y facultades en los que investigarán, trabajarán y desarrollarán sus inteligencias múltiples en consonancia con sus intereses personales.

Para hacer todo esto posible y, al mismo tiempo, potenciar las posibilidades de aprendizaje de nuestro alumnado, apostamos por el modelo pedagógico Flipped Classroom o clase inversa como una herramienta esencial dentro del proyecto Backup.

Asimismo, con este proyecto pretendemos desarrollar la Competencia Digital de una forma totalmente guiada a la vez que directa y segura. Para ello hemos incorporado el uso de las Google Apps for Education, que aportarán un valor a nuestros alumnos más allá de su funcionalidad,  resultando muy útiles tanto para su vida académica como para su futura vida laboral.G Suite 1

 

Método

Role Learning contra el miedo

El miedo es una emoción y como tal, una fuente de información que tenemos que saber interpretar. Nos lo explica muy bien Antonio Damasio: Las emociones y los sentimientos, lejos de ser intrusos, son un componente integral de la maquinaria de la razón. Esto no significa que no puedan causar estragos en los procesos de razonamiento en determinadas circunstancias, pero la ausencia de emoción y sentimiento, no es menos perjudicial.

Las emociones son nuestras aliadas y debemos confiar en ellas pero, sin llegar a cederles el control de nuestra vida. Daniel Goleman, en su libro sobre la inteligencia emocional, dice que las personas que no pueden poner cierto orden en su vida emocional libran batallas interiores que sabotean su capacidad de concentrarse en el trabajo y pensar con claridad. Esto es lo que les ocurre a muchos niños en la escuela cuando tienen que combatir el miedo descontrolado y pierden la batalla, es lo que Goleman llama secuestro amigdalar porque están a merced de las emociones.

Todos nuestros alumnos son capaces, desean aprender y disfrutar con lo que aprenden, pero una extraña fuerza poderosa controla su voluntad y tenemos que ser comprensivos, echarles una mano para que no les domine el miedo.

Pedro bajó de la barca y echó a andar sobre el agua acercándose a Jesús pero, al sentir la fuerza del viento, le entró miedo, empezó a hundirse y gritó: – Señor, sálvame. Enseguida Jesús extendió la mano, lo agarró y le dijo: -¡Qué poca fe! ¿Por qué has dudado? Mt 14

Otro maestro, el maestro Yoda, ya se lo había advertido a Luke Skywalker “El miedo es el camino hacia el Lado Oscuro, el miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento” 

Pero no podemos crear en nuestro alumnos un sentimiento de culpa por tener una emoción de la que no se pueden desprender, sería una crueldad. Por eso hemos diseñado Role Learning, un método que nos sirve para colocar las emociones en el lugar que le corresponden. Role Learning crea un contexto donde los niños y adolescentes van a conocer, aceptar y ordenar sus emociones para poder vivir en libertad y responsabilidad la etapa escolar. Tener miedo de una forma ordenada es natural, es la emoción que nos mantiene en alerta frente a una amenaza y garantiza nuestra supervivencia.

Cuenta Viktor Frankl en sus escritos sobre la logoterapia que durante la II Guerra Mundial, en las trincheras, convivían un médico judío con un coronel alemán, cuando comenzó un intenso bombardeo. El alemán burlándose de su amigo le preguntó: – ¿Tienes miedo, a que sí? En eso se nota la superioridad de la raza alemana sobre la judía. El médico contestó: – Claro que tengo miedo pero, ¿qué tiene que ver eso con la superioridad de una raza sobre otra? Si usted tuviera tanto miedo como yo seguramente ya habría salido corriendo.

La moraleja de esta breve historia es que somos nosotros los que decidimos cómo afrontar el miedo. No es el miedo lo que nos hace débiles sino la respuesta que damos la que nos hace fuertes.

El miedo nace con la incertidumbre: ¿Qué pasará mañana?, ¿cómo me saldrá esto? ¿aprobaré o suspenderé?, ¿me regañarán o me felicitarán?, ¿me aceptarán como soy?, ¿tendré amigos si digo lo que pienso?, ¿se reirán de mí si me equivoco?, ¿qué haré si me pongo enfermo?, ¿qué haré si no tengo dinero?, ¿me hundiré en el agua?. Vivimos obsesionados y condicionados por un futuro que no existe. Role Learning es un método pensado para que nuestros alumnos no vivan preocupados por lo que les ocurrirá mañana, sino centrados e ilusionados en lo que están provocando, lo que hacen y lo que son, y que construye el mañana. 

Quiero terminar con otra sabia frase del Maestro Yoda a su aprendiz: “No lo intentes. Hazlo, o no lo hagas, pero no lo intentes”. Como le dijo Jesús a Pedro ¿Por qué has dudado?

  • Por miedo

WP_20150825_13_59_56_Pro

Respeta a quien ve gigantes y tiene miedo donde tú solo ves inocentes molinos.

Método

Motivación y Role Learning

La motivación es el combustible que nos impulsa a realizar una tarea independientemente de lo dura que esta sea. Por eso, por mucho que obliguemos a nuestros alumnos a encender los motores, si no tienen combustible no se desplazarán ni un ápice del lugar donde se encuentran. Así que nuestra primera tarea será llenar el depósito: – Chicos, hagamos lo que hagamos hoy, vais a ser capaces de hacerlo muy bien – Porque llenos de autoestima serán capaces de lograr las metas que se propongan y,  recordad que nuestra misión es hacerles capaces.

Durante los tres primeros años de vida un niño aprende a hablar y andar. Es un aprendizaje complejo pero, como el niño está hipermotivado, no hay que convencerle de lo importante que es que se esfuerce por aprender, lo hace porque disfruta mucho del proceso y por el placer de superar los desafíos que se propone. De hecho, incluso prohibiéndoselo, querrá aprender a toda costa. ¿Por qué entonces tenemos que ser tan cansinos en clase y soltarles la chapa todos los días sobre lo importante que es aprender lo que se les enseña? ¿Por qué conforme van creciendo ralentizan su aprendizaje?

La clave está en que a un niño de un año le emociona aprender, descubrir el mundo que le rodea y sentirse libre, aunque suponga un esfuerzo muy grande desplazarse hasta llegar a los enchufes o el mando de la televisión. Porque la emoción genera motivación y ese esfuerzo al final habrá merecido la pena. Muchos niños cuando entran en la escuela no encuentran la conexión entre lo que se les enseña y lo que creen que necesitan aprender y eso genera en ellos emociones incómodas y desmotivación.

IMG-20160809-WA0006

Role Learning es un método para crear experiencias que emocionen y provoque en nuestros alumnos la motivación suficiente para comerse el mundo. Porque como decía Platón “La disposición emocional del alumno determina su habilidad de aprender”. Estas experiencias se viven dentro de un CED (Contexto Educativo Diseñado) con tareas concretas, interdisciplinarias y significativas que se sitúan en el nivel al que Vygotski denominó Zona de Desarrollo Próximo (ZDP), el espacio que se encuentra entre las habilidades que ya posee el alumno y lo que puede llegar a aprender con el apoyo de sus compañeros y la guía del profesor. Con esto se evita que el alumno vea inalcanzables sus objetivos y se frustre o que le resulte tan sencillo que se aburra.

En estos contextos (CED), gracias a los retos o desafíos motivadores, conseguimos provocar en nuestros alumnos la necesidad de aprender, porque generan expectativas de éxito que repercuten positivamente sobre su motivación y rendimiento.

Buscamos un “aprendizaje compatible con el cerebro”, una denominación acuñada por Leslie Hart y que explica muy bien Begoña Ibarrola en su libro Aprendizaje emocionante. Editorial SM (2016) “El concepto de crear un ámbito compatible con el cerebro simplemente sugiere que los ámbitos escolares deben permitir que el cerebro trabaje como naturalmente trabaja y no que se adapte a un nuevo y ajeno modo de operar, lo que conlleva una disminución de su efectividad.

Lo más importante es crear un ámbito en donde el aprendiz se sienta emocionalmente bien y pueda desarrollarse como persona”

Algo muy importante es que este método tiene en consideración el “periodo sensible” del niño o joven, el momento en el que el alumno está maduro para aprender algo. Porque, al igual que María Montessori y su insistencia en la importancia de respetar el ritmo de maduración de cada niño, creemos que es inútil tirar de las hojas de una planta para que crezca más rápido y, menos aun, cuando estamos convencidos de haberla plantado en un terreno rico en nutrientes y agua donde solo tenemos que cuidarla. Además, gracias a los avances de la neurociencia conocemos mejor cómo funciona el cerebro y podemos ser más precisos y rigurosos en nuestra tarea como educadores. En role Learning los desafíos que planteamos, al ser motivadores, consiguen que nuestros alumnos focalicen su atención en el mismo, con la consiguiente producción de dopamina. Durante el proceso de resolución existe una gran actividad cerebral, se produce andrenalina y se convierte en una experiencia apasionante. Cuando han conseguido resolver el desafío, la satisfacción es tan grande, debido a la serotonina que producen que ese recuerdo es lo que les motivará a emprender cualquier proyecto nuevo que les planteemos en el futuro.

 

Libros·Recursos

¿Productor o consumidor? Creador

Existen dos tipos de escuela, la que ofrece enseñanza y la que ofrece aprendizaje. Role Learning está más cerca de la segunda. Creamos CED´s (Contextos Educativos Diseñados) para que se den las condiciones idóneas donde nuestros alumnos aprendan.

Un buen profesional tiene la obligación de conocer a la perfección el producto que vende y eso, es lo mínimo que se le puede exigir a un maestro Role Learning. Esta entrada quiere poner en el punto de mira un objetivo prioritario: Aprender, conocer y manejar el diseño y la impresión 3D.

“El final del siglo XX fue sobre la información haciéndose digital. El siglo XXI será sobre acercar el mundo virtual y el físico” (Hod Lipson y Melba Kurman)

Es evidente que el átomo y el bit están cada vez más cerca, se va desdibujando poco a poco la frontera que separa estos dos mundos para que surja una nueva realidad. Estamos viviendo la cuarta revolución industrial, basada en sistemas ciberfísicos que combinan infraestructura física con software, sensores, nanotecnología, etc. ¡no podemos quedarnos al margen!

Una realidad en la que las máquinas fabrican máquinas para realizar los trabajos que hasta ahora estaba haciendo el ser humano. Y, como consecuencia de esto, y ya está ocurriendo, crece la productividad pero también, como no seamos capaces de adaptarnos, el desempleo.

Al igual que la máquina de vapor fue determinante en la primera revolución industrial en esta lo es la impresora 3D, capaz de confundir productor y consumidor. Movimiento maker en su máxima expresión. En la actualidad ya es posible imprimir en multitud de materiales: papel, plástico, madera, cerámica, vidrio, metal, incluso materiales biológicos y moleculares.

Estas piezas están expuestas en ESPACIO Fundación Telefónica.

El bolso LEG9 de Jenne Kyttanen está formado por cientos de discos y eslabones conectados entre sí, sale de la impresora en una sola pieza y lo puedes diseñar a juego con el vestido y los zapatos que no has sacado del armario sino de la misma impresora. Un violín o una flauta para amenizar la tarde. Unas plantillas o una prótesis para reemplazar a las antiguas que empiezan a deteriorarse. El quemador de turbina de gas fabricado por SIEMENS o cualquier pieza para el coche, la lavadora o la bicicleta y con la ventaja de que ya no las tienen que traer de ninguna parte ni tiene que venir el técnico a instalarla.

Con una impresora 3D puedes fabricar cualquier cosa, porque además, como nos informa uno de los paneles de la exposición “En un proceso de fabricación tradicional, cuanto más compleja es la forma de un objeto, más cuesta crearlo. Con estas impresoras, la complejidad no supone un coste añadido. Para fabricar una forma compleja y ornamentada no hace falta más tiempo, habilidad o coste que para imprimir un simple bloque. Esto rompe totalmente con la política de precios tradicionales y cambia el modo en que calculamos el coste de fabricación de las cosas.”

Con este panorama ¿qué papel juega la escuela?. “Lo ideal sería que los estudiantes fueran a la escuela para hacer aquellas cosas que no pueden hacer fácilmente en casa o en otro lugar. Esto significa que las escuelas y, por extensión, las instalaciones escolares deberían proporcionar los recursos que facilitaran “nuevos” tipos de aprendizaje, donde los estudiantes pudieran aplicar la teoría en escenarios de la vida real al tiempo que interactúan con sus compañeros bajo la tutoría de profesores que ejercen de mentores y asesores.” (Nair P.)PrakashEn Mirlo Blanco-Role Learning creemos que nuestros alumnos y profesores son un valor en sí mismo y serán siempre insustituibles. La tendencia materialista de reducir al ser humano a lo que “produce” y “posee” pierde todo su sentido, porque no podemos competir y pretender ganar la batalla siendo infinitamente inferiores a las máquinas, tanto en el almacenamiento y la gestión de datos como en  otras muchas cosas. Es cierto que estamos dispuestos a perder el control de la producción, cediéndoselo a las maquinas, pero nunca el de la creación. Este método pone el énfasis en la capacidad creadora de nuestros alumnos. Apostamos por espacios donde  se desarrolle la creatividad, se descubran cosas nuevas y nuevas formas de hacer las cosas para que luego, las produzcan y reproduzcan las máquinas las veces que haga falta. Creamos espacios donde los alumnos puedan relacionarse en libertad con los demás, para descubrir así la felicidad que todo ser humano busca y el sentido que tiene la vida.

El hombre en busca de sentido

Libros

El currículo

En la entrada anterior ya comentábamos la necesidad de diseñar un nuevo currículo, una idea que compartimos un grupo cada vez más numeroso de profesionales de la educación.

“Nuestros niños se merecen una educación del siglo XXI, no del siglo pasado; una educación que los prepare no solo para cuando terminen la escuela, sino para los siguientes cien años. Está claro que todos los chavales deberían saber leer y escribir, por lo menos con un nivel mínimo pero es igualmente cierto que esas destrezas en particular tendrán menos importancia en las vidas de nuestros chicos que la que tienen ahora mismo, para ser reemplazadas por otras destrezas nuevas.” (Prensky, M.)

Pero no es sencillo lo que propone Prensky porque el futuro es incierto y desconocido, nos podríamos hacer una vaga idea del mundo que se van a encontrar nuestros alumnos pero, muy a corto plazo y de una forma muy velada. Nuestros objetivos han dejado de ser fijos y nuestro armamento balístico es obsoleto. Teníamos unos conocimientos sobre la balística interior (lo que ocurre en el interior del arma desde que es alimentada hasta que el proyectil abandona la boca de fuego) como de la balística exterior (la trayectoria y los efectos perturbadores del medio ambiente sobre el proyectil) que nos permitían acertar casi siempre en el blanco. Pero el objetivo se mueve, continuamente y a gran velocidad. Como Zygmunt Bauman recomienda “en esas circunstancias, se hace preciso un misil inteligente capaz de cambiar de dirección a medio vuelo en función de las condiciones cambiantes.”

Necesitamos un currículo inteligente que prepare a los alumnos para que durante la fase de vuelo (desde que finalizan su vida escolar) puedan “detectar inmediatamente los movimientos del objetivo, averiguar todo lo que se pueda y se deba averiguar sobre la dirección y la velocidad más recientes del blanco, y extrapolar -a partir de la información recogida- el punto exacto en el que se cruzarán ambas trayectorias (aspiraciones y logros). Estos proyectiles no pueden suspender nunca la recogida de datos y el procesamiento de información que realizan mientras se desplazan: su blanco nunca deja de moverse y de variar de dirección y de velocidad, por lo que siempre están actualizando y corrigiendo el punto de encuentro previamente determinado.” (Bauman, Z.) Así, el profesor tiene la misión de lanzar el proyectil (empoderador) sin apuntar a ningún blanco en concreto pero con la confianza de que el proyectil inteligente (alumno) será capaz de alcanzar el objetivo, invisible por ahora (futuro), gestionando toda la información y haciendo uso de las destrezas y competencias adquiridas.

Zygmunt Bauman es catedrático emérito de Sociología de la Universidad de Varsovia. Ha sido profesor en las universidades de Leeds, Tel Aviv, The London School of Economics, entre otras. En este libro podemos encontrar un minucioso análisis de nuestra sociedad occidental y lo que él denomina la “modernidad líquida”. El incierto y delicado campo de cultivo donde crecen y tenemos que cuidar a nuestros alumnos.

WP_20170702_17_23_55_Pro (1)

Frente a la cruda realidad que nos describe Bauman en Vida líquida y a la que están expuestos nuestros alumnos, la metodología Role Learning quiere colaborar en la creación de contextos, como el Reino de Fantasía de Michael Ende, donde nuestros alumnos sientan la necesidad de ponerse en acción para evitar que La Nada, la carencia de imaginación de los humanos del mundo real, termine con las creencias y los sueños.

 

Libros

En red, no en línea

Me ponía delante de mis alumnos con la intención de transportarles lo más cerca posible a la Alemania de 1939. Empezaba a narrarles con toda la pasión del mundo, y uno detrás de otro, aquellos amargos acontecimientos que marcaron la historia de Europa. Mis ojos orbitaban a la velocidad de la luz cuando empezaban a levantar las manos de dos en dos y de cuatro en cuatro. Tenso y con una gota de sudor recorríendome la frente les escuchaba -Profesor, ¿España qué hacía en ese momento? , ¿cómo eran las armas que utilizaban los alemanes?- , -Profesor, ¿Estados Unidos está muy lejos de Japón?- Intentaba responder a todas aquellas dudas que iban surgiendo 19, 20…21, 22, 23… pero eran insaciables, cuanta más pasión le ponía y más información les daba, más manos se levantaban.
Fue aquella experiencia la que me hizo descubrir que trataba con nativos digitales. Que mis alumnos cuando empezaban a abrir ventanas buscando información no había manera de pararles (menos mal) y no se daban cuenta que delante tenían un procesador de otra generación, incapaz de dar respuesta a sus ganas de aprender y a la velocidad que la demandaban.
Todo esto me hizo replantearme cuál era mi papel en el aula, porque si era dar únicamente información, entonces, por el bien de mis alumnos debería retirarme. Como dijo David Thornburg “Cualquier profesor que pueda ser reemplazado por la tecnología, merece serlo”. Pero autores como Prensky nunca nos dejan caer en la desesperanza y nos abren un horizonte amplio y mucho más atractivo.
“En su mayoría, los contenidos del currículo no son necesarios en sí mismos, sino “vehículos” para obtener las habilidades subyacentes que realmente queremos y necesitamos transmitir a los alumnos. La escuela debería enseñar las cuatro habilidades subyacentes fundamentales: el pensamiento eficaz, la acción eficaz, las relaciones eficaces y los logros eficaces.
Con la mayoría de las materias que impartimos podemos desarrollarlas, pero es conveniente que cada alumno las reciba en diferentes cantidades y presentadas en función de sus intereses particulares.” (Prensky M. 2015)
Marc Prensky pone a nuestra disposición dos libros que nos van a ayudar a comprender a una generación muy válida y con un potencial muy grande, pero que sigue otros esquemas.
Desde Role Learning llegamos a la siguiente conclusión: Para llegar a Marte no podemos usar el mismo vehículo que llevó al hombre a la Luna. Cuando aquel 16 de julio de 1969 en Cabo Cañaveral, el Saturno V despegó del suelo impulsando al Apolo 11 hacia la proeza más grande jamás realizada por el hombre fuera de nuestro planeta, era la tecnología más avanzada que se podía emplear para aquella misión. Ya han pasado casi 50 años y aquel aparato es una pieza de museo. Hoy en día, nuestros alumnos manejan herramientas mucho más potentes que la que llevó al hombre a la Luna, cuando ni tan siquiera existía Internet.
Desde Role Learning hemos diseñado un sofisticado vehículo para llegar más rápido y mucho más lejos a la adquisición de las competencias clave. Un Contexto Educativo Diseñado (CED)
Adquisición de la Lengua Inglesa·Recursos

A fairy door in our class!

fairy-door-cat

Un hada o un duende en clase. Podemos llevar a nuestros alumnos a vivir la magia y la fantasía con este simple gesto: coloquemos una puerta al mundo de la imaginación en nuestra clase y… ¡veamos lo que ocurre!

Consiste en generar emoción e ilusión… ¡necesitamos crear ambiente!

“¡Hoy tengo algo muy especial que contaros! ¿Alguien sabe qué es esto? ¿Qué puede significar esta puerta? ¿Para qué puede servir?”

“Es una puerta mágica. Si la colocamos en la clase y dejamos al lado esta llave, quizá algún hada o algún duende durante la noche venga a visitarnos. Solo cruzan a nuestro mundo por la noche, cuando nadie les ve, pero a veces nos dejan cartas contándonos cosas del lugar mágico en el que viven. ¿Queréis que probemos a ver si tenemos suerte y quieren ser nuestros amigos?”

“Vamos a escribir una carta para que puedan saber algo de nosotros si cruzan a nuestro mundo”

“Si mañana al llegar no están las cartas y se han llevado la llave… ¡sabremos que alguien ha venido a visitarnos y que quiere ser nuestro amigo!”

A partir de este momento… la creatividad, la ilusión y la imaginación volarán hacia ese Contexto Educativo Diseñado que iréis construyendo juntos.

Ideas para llevarlo a la práctica:

Podéis encargar la puerta aquí o aún mejor… ¡fabricad vuestra propia puerta!

Perfecto para potenciar el inglés: el hada y/o el duende viven en un mundo mágico en el que se habla inglés. ¡Perfecto para trabajar la lectoescritura en lengua inglesa! ¡Bonus en escritura creativa!
Si los alumnos son pequeños para escribir cartas, pueden “regalarles” palabras de su mundo y el hada y/o duende les “regalará” palabras de su mundo. ¡Será maravilloso escuchar las interpretaciones que hacen vuestros pequeños de estas palabras!

Podemos regalarle también dibujos, podemos imaginar cómo es nuestro/a hada y/o duende y al día siguiente nos dirán en lo que hemos acertado… Regalemos adjetivos para adivinar cuáles son sus rasgos de personalidad…

¿Y si un grupo de alumnos más mayores se encargan de ser esas hadas y duendes? Podemos fijar un día mágico a la semana en el que recibimos las cartas, dibujos, etc.

Stepping-Stones-Inside-600x600