Libros·Recursos

¿Productor o consumidor? Creador

Existen dos tipos de escuela, la que ofrece enseñanza y la que ofrece aprendizaje. Role Learning está más cerca de la segunda. Creamos CED´s (Contextos Educativos Diseñados) para que se den las condiciones idóneas donde nuestros alumnos aprendan.

Un buen profesional tiene la obligación de conocer a la perfección el producto que vende y eso, es lo mínimo que se le puede exigir a un maestro Role Learning. Esta entrada quiere poner en el punto de mira un objetivo prioritario: Aprender, conocer y manejar el diseño y la impresión 3D.

“El final del siglo XX fue sobre la información haciéndose digital. El siglo XXI será sobre acercar el mundo virtual y el físico” (Hod Lipson y Melba Kurman)

Es evidente que el átomo y el bit están cada vez más cerca, se va desdibujando poco a poco la frontera que separa estos dos mundos para que surja una nueva realidad. Estamos viviendo la cuarta revolución industrial, basada en sistemas ciberfísicos que combinan infraestructura física con software, sensores, nanotecnología, etc. ¡no podemos quedarnos al margen!

Una realidad en la que las máquinas fabrican máquinas para realizar los trabajos que hasta ahora estaba haciendo el ser humano. Y, como consecuencia de esto, y ya está ocurriendo, crece la productividad pero también, como no seamos capaces de adaptarnos, el desempleo.

Al igual que la máquina de vapor fue determinante en la primera revolución industrial en esta lo es la impresora 3D, capaz de confundir productor y consumidor. Movimiento maker en su máxima expresión. En la actualidad ya es posible imprimir en multitud de materiales: papel, plástico, madera, cerámica, vidrio, metal, incluso materiales biológicos y moleculares.

Estas piezas están expuestas en ESPACIO Fundación Telefónica.

El bolso LEG9 de Jenne Kyttanen está formado por cientos de discos y eslabones conectados entre sí, sale de la impresora en una sola pieza y lo puedes diseñar a juego con el vestido y los zapatos que no has sacado del armario sino de la misma impresora. Un violín o una flauta para amenizar la tarde. Unas plantillas o una prótesis para reemplazar a las antiguas que empiezan a deteriorarse. El quemador de turbina de gas fabricado por SIEMENS o cualquier pieza para el coche, la lavadora o la bicicleta y con la ventaja de que ya no las tienen que traer de ninguna parte ni tiene que venir el técnico a instalarla.

Con una impresora 3D puedes fabricar cualquier cosa, porque además, como nos informa uno de los paneles de la exposición “En un proceso de fabricación tradicional, cuanto más compleja es la forma de un objeto, más cuesta crearlo. Con estas impresoras, la complejidad no supone un coste añadido. Para fabricar una forma compleja y ornamentada no hace falta más tiempo, habilidad o coste que para imprimir un simple bloque. Esto rompe totalmente con la política de precios tradicionales y cambia el modo en que calculamos el coste de fabricación de las cosas.”

Con este panorama ¿qué papel juega la escuela?. “Lo ideal sería que los estudiantes fueran a la escuela para hacer aquellas cosas que no pueden hacer fácilmente en casa o en otro lugar. Esto significa que las escuelas y, por extensión, las instalaciones escolares deberían proporcionar los recursos que facilitaran “nuevos” tipos de aprendizaje, donde los estudiantes pudieran aplicar la teoría en escenarios de la vida real al tiempo que interactúan con sus compañeros bajo la tutoría de profesores que ejercen de mentores y asesores.” (Nair P.)PrakashEn Mirlo Blanco-Role Learning creemos que nuestros alumnos y profesores son un valor en sí mismo y serán siempre insustituibles. La tendencia materialista de reducir al ser humano a lo que “produce” y “posee” pierde todo su sentido, porque no podemos competir y pretender ganar la batalla siendo infinitamente inferiores a las máquinas, tanto en el almacenamiento y la gestión de datos como en  otras muchas cosas. Es cierto que estamos dispuestos a perder el control de la producción, cediéndoselo a las maquinas, pero nunca el de la creación. Este método pone el énfasis en la capacidad creadora de nuestros alumnos. Apostamos por espacios donde  se desarrolle la creatividad, se descubran cosas nuevas y nuevas formas de hacer las cosas para que luego, las produzcan y reproduzcan las máquinas las veces que haga falta. Creamos espacios donde los alumnos puedan relacionarse en libertad con los demás, para descubrir así la felicidad que todo ser humano busca y el sentido que tiene la vida.

El hombre en busca de sentido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s